Hacer Radio

  • -

Hacer Radio

Category : Reflexiones

Ymmer VasquezHace pocos días, un experimentado radio comunicador me dijo: “Los peores programas que tenemos son, generalmente, los evangélicos. Carecen de toda técnica periodística. No hay error que no cometan y parece que han descubierto algunos nuevos”. Luego me preguntó: “¿Es que no se dan cuenta que, para cualquier cosa que se quiera hacer en la vida hay que prepararse?”.

Ese corto diálogo me dejó pensando: “Que gran verdad. El predicador de pulpito puede no ser un buen predicador radiofónico; puede ser al revés. Es que estar frente al micrófono predicando es todo un arte, toda una ciencia, un ministerio “distinto” para el cual se necesitan los dones correspondientes y buena preparación. El Evangelio es la mejor noticia del mundo y hay que darla adecuadamente, con conocimiento del mensaje y del medio.

Es cierto: “hacer radio” resulta costoso. Hay muchos que hablan, piensan y planean tener una emisora propia, “cristiana”. Pero, luego hay que llenar el día con algo que transmitir. Después, estos comunicadores se encuentran con la necesidad del mantenimiento, entonces se descubre el costo real de la radio. Sí, la radio es costosa, muy cara, pero es razonable que sea así, pues es el medio más efectivo que tenemos.

Hace tiempo, la televisión pareció decretar el fin de la radio, pero no fue ni será así. La radio es más efectiva: El chofer del taxi, el camionero, el pintor, el panadero, el relojero, el conductor del bus, etc. son quienes pueden escuchar radio mientras trabajan. Además, la radio es menos dañina, menos excitante, más educadora y más limpia. Hoy día muchos educadores y padres ya saben: por la radio se aprenden las cosas que son menos destructivas, que atontan menos contra la integridad moral y espiritual del hombre. Por otro lado, al hablar por una emisora como Radio Cristiana Shaddai, un predicador alcanza a más personas con un programa que a las que llega desde el pulpito en toda su vida. La radio es costosa pero efectiva. Tiene un alcance incalculable más ahora que se le unen todos los recursos tecnológicos. No tengo la menor duda que es un medio eficaz para llegar a miles de corazones que quizás en esta tierra nunca conoceremos.

Ymmer Nahum.

Director General

Jefe de Producción

Coordinador de programación